Las apariencias.

lasapariencias

lasapariencias2

Hola Mi VintLover,

¿Alguna vez has ido a trabajar, o a la universidad o saliendo de noche con amigos y has dejado en casa un abrigo viejo pero calentito o tu bufanda favorita porque no te pega con tu outfit, y es porque no quieres llamar la atención por la calle?

Pues he puesto a prueba el qué pasa cuando te vistes de una manera totalmente nueva, como ponerme un outfit de deporte en mi caso, ya que el otro día pude irme de compras que puedes ver aquí.

Bien pues esta tarde ya no aguantaba más las ganas de ir a caminar, y me puse mi outfit, mochila nueva incluida pero desde que fui al Camino de Santiago no me imagino caminar sin mi bastón de madera, al que le he puesto hasta nombre: Marshall, por la serie de Como conocí a vuestra madre.

Hasta que no hice el Camino de Santiago, no entendía cómo me puedo apoyar y encariñar de un palo de madera, que además me ayuda a mantener la espalda recta mientras camino. Y si alguna vez haces el camino me entenderás.

Bien pues al principio ya me sentía lejos de mi estilo de vestir, muy lejos de mi zona de comfort, y cuando ya estaba preparada para salir de casa, de repente mi cabeza empezó a imaginar miradas raras de la gente por la calle, riéndose de mi, todo por llevar mi palo para caminar, y todos esos pensamientos fueron en menos de 5 segundos. Pero de repente me he dicho a mi misma:

-¿Qué importa si me miran?.
-¿Son esas personas tan importantes para mi?.
-¿Para qué salgo a caminar?.

Salgo a caminar porque me encanta caminar, y para cuidar mi cuerpo y estar con la naturaleza y para sentir lo que sentí en el camino de Santiago.

Por eso lo hago.

Así que he cogido mi bastón. Y sí, los 5 primeros metros han sido raros para mí misma, pero después he encendido mi Ipod y me he puesto mis cascos, he respirado un par de veces y todo ha cambiado .

Me sentía segura, contenta.

Y cual ha sido mi sorpresa cuando he visto a más personas haciendo deporte con sus mochilas y sus bastones.

¡No soy rara!, es algo normal y habitual sólo que yo no me había fijado.

Nadie me miraba, nadie se reía de mi.
Y yo tan contenta con “mi Marshall”.

Solemos creer que las personas del exterior están ahí para juzgarnos. Y créeme cada persona está muy ocupada pensando en sus vidas como para fijarse y tener como hobby criticarte a ti.

He podido relajarme, descubrir nuevas rutas que recorren mi hogar, llegar a nuevos lugares, y encontrar inspiración sin casi buscarla, por ejemplo para este post.

Así que, la próxima vez que tu cabeza piense en las apariencias, no pienses en lo que los demás pensarán de ti, sino lo que piensas tú de ti misma.

La primera que se tiene gustar y estar cómoda, eres tu.

I love you.

Phoebe xoxoxo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>